Añorando las curvas del sonido

Publicado en

Aunque para muchas generaciones los días en los que limpiabas tu disco de vinil, lo colocabas en la torna mesa, ajustabas la aguja y disfrutabas el sonido de tu artista favorito se creían olvidados, realmente nunca se han ido y nunca dejarán de deleitar nuestros oídos.

Para los que no se encuentran familiarizados con el concepto, un disco de vinil es un disco gramofónico basado en la grabación análoga, así es leíste bien, análoga no digital; lo cual genera que el sonido sea más fidedigno que el que escuchamos de nuestros ipods o reproductores de mp3.

Cuando surgieron los discos compactos (CD) en 1985 muchos creíamos que sería el fin de los vinilos, ya que tanto la practicidad para escucharlo, como el sencillo cuidado al que veíamos sometidos a estos singulares y pequeños discos, los hicieron un invento superior a nuestros antiguos y aparatosos viniles.

Sin embargo en el 2005 con la venta del LP de Velvet Underground & Nico en eBay por 25,200 dólares, emprendió el repunte en ventas de todos los de su tipo y comenzaron a cotizarse en altos precios los viniles de los músicos de antaño.

Actualmente, conocemos y hemos escuchado los discos en reproducción análoga de artistas como Radiohead, Arcade Fire, Daft Punk, Gorillaz; y para gustos poperos tenemos a Lady Gaga y Justin Bibier.

Sino te imaginas el por qué se convirtieron en un cotizado lujo, aquí te enlisto las tres sencillas razones:

      1. La calidad del sonido.
      2. La nostalgia de lo vintage.
      3. Los viniles son palpables, ajustables y personales.

El costo de los viniles modernos varían dependiendo el autor desde 300 a 800 pesos mexicanos y el reproductor entre 1,000 a 2,000 pesos. Para muchos puede sonar un poco ostentoso pero ningún sacrificio económico es suficiente para la fidelidad sonora con la que disfrutas de tus intérpretes favoritos.

Los discos compactos o los mp3 pueden no necesitar un manejo delicado y podrán no fallar en la cúspide de tu canción favorita; pero el feelin del disco vinil nunca se perderá y continuará atravesando las generaciones más escépticas y exigentes.

Los discos en vinil jamás serán reemplazados porque la sensibilidad con la que se escucha el detrás de la música siempre será una experiencia única e irrepetible con cada pieza que sea percibida.

“Just keep playing the records”. Jimmy Hendrix.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: