Gorditos nunca… pachoncitos siempre.

Termina el fin de semana, te das cuenta que la fiesta estuvo buena ya que disfrutaste de un festín culinario y en algunos casos acompañado de una rica cerveza, vino, whisky o cualquier bebida de tu preferencia. Después de un resumen mental de lo realizado, dices la frase utópica de todos los fines: “este lunes comienzo la dieta, ahora sí.” Llega el lunes, vas al supermercado y haces tus compras saludables, te inscribes al gimnasio, sacas tus tenis como tu atuendo deportista; y decides que nada ni nadie te impedirá ser una persona sana.

Sabemos perfectamente que las primeras semanas son difíciles; cuesta mucho trabajo, ya que el dolor causado por el acondicionamiento físico dificulta caminar o moverse, sobre todo si ya había pasado mucho tiempo de no hacer nada más que ir de fiesta en fiesta. Comes distinto y empiezas a extrañar ese panque con el cafecito de la mañana, en el almuerzo ya no son esas deliciosas hamburguesas, ahora decides probar con ensaladas o comidas sin grasa. Y si estás pensando en que todo esto es demasiado esfuerzo, recuerda que de la vista nace el amor, cuidemos mucho nuestro cuerpo para que podamos sentirnos y vernos bien.

Muchos llegamos a creer que “hacer dieta” significa no comer, pero ¿de dónde viene esta palabra? Dieta proviene del griego “dayta”, que es “régimen de vida”, como podemos leer no es “morirse de hambre”  más que nada es “aprender un régimen de alimentación”, realmente es comer la combinación de todos los grupos alimenticios en las porciones de acuerdo a tu organismo para poder absorber todos los nutrientes que tu cuerpo requiere.

Por otro lado, el ejercicio como conocemos, son las actividades físicas que se realizan mediante acciones motoras para lograr una condición resistente del cuerpo humano. Los beneficios de esta acción, desembocan en mejoramiento cardiovascular, elasticidad, diversión ya que es una actividad recreativa y por último, pero no menos importante, aumento de fortalecimiento muscular; es decir, no necesariamente concluye en una pérdida sustancial de peso, ya que aunque quemes grasa corporal desarrollas tus músculos, así que si crees que simplemente bajarás de peso esto debes recodar.

Existen muchos factores que impulsan o motivan que nosotros hagamos dieta y ejercicio. Algunos vienen de pensamientos positivos como: “como que ya nos hace falta ir a correr” o también el clásico: “siento que estamos comiendo pura comida chatarra, hay que bajarle un poco.” Estas frases nos motivan a decir: “es momento de cambiar”. Pero hay otras muy poderosas que nos hacen movilizarnos por las razones no adecuadas, dañando nuestra autoestima, y son más perjudiciales que benéficas; te pasamos una lista de lo más usual para que estés muy atento:

  • ¿Hace cuántos kilos sin verte?
  • ¿Qué te panzó?
  • Es más fácil brincarte, que darte la vuelta.
  • No estás gordo, estas lleno de amor.

Es necesario que puedas distinguir entre comer sanamente y obsesionarte con lo que comes, hacer una actividad física y desgastar tu organismo hasta el límite.

El exceso de “dieta”, es decir “pasar hambre”; con exceso de ejercicio, es decir, “matarme en el gym”; son dañinos a la salud,  ya que llevas tu cuerpo al extremo sin que reciba lo que necesite para sus funciones diarias. Por eso te invitamos a cuidar tu cuerpo y tu espíritu con diferentes actividades para lograr el equilibro perfecto, recuerda que al final, nuestro cuerpo lo es todo. No olvides que existen personas indicadas para poder determinar los niveles óptimos para lograr un balance entre la buena alimentación y un buen ejercicio exclusiva para cada individuo; acude con un especialista en nutrición así como un doctor del deporte, serán tus dos nuevos mejores amigos, y untos podrán lograr el estado óptimo físico y emocional que tanto quieres; y claro con tiempo y dedicación podrás entrar en ese atuendo que tanto has deseado, y si no lo alcanzas por completo… “seremos gorditos pero felices.”

Como siempre les deseamos un excelente fin de semana lleno de comida sana y mucha diversión, recuerda siempre medirte en todo lo que comes y bebes, ya que tu cuerpo no lo resistirá siempre.

“Un abdomen de hierro, unos brazos fuertes, una cintura de avispa, jamás serán mejor que una autoestima grande y gorda.” A.E.

Anuncios

Acerca de bonniebomboniere

Somos un equipo creativo, innovador y un poco rebelde; pero sobre todo, nos divertimos diseñando detalles 100% artesanales para convertir tu evento en una experiencia inolvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: